Aprueba el Congreso la reforma educativa de la 4T

Los diputados de MORENA, PT, MC, PVEM, PRI, PRD y el bloque independiente, apabullaron con 30 votos a la fracción del PAN, que sumó 6 votos en contra del dictamen.

En el primer cuarto de hora de este 15 de mayo, Día del Maestro, la LXXIV Legislatura michoacana aprobó con 30 votos a favor y 6 en contra el proyecto de dictamen de la reforma educativa que deroga la ley que permanecía vigente desde su aprobación en 2013, por lo que los diputados de la fracción de MORENA festejaron con júbilo al son del “¡ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó!”, lo cual fue considerado “el mejor regalo” a los docentes michoacanos, por el diputado y profesor Erick Juárez Blanquet.

Poca resistencia tuvo el dictamen elaborado por la Comisión de Puntos Constitucionales en el Legislativo michoacano, pues al igual que en el Congreso de la Unión, solamente los legisladores de la fracción albiazul mostraron oposición a la reforma educativa que deroga, adiciona y reforma diversas disposiciones de los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia educativa.

La sesión extraordinaria, segunda con ese carácter en un socorrido día para el tema educativo, había sido programada para las 21 horas, sin embargo inició poco después de las 22:30 del martes 14 y concluyó antes de transcurrir los primeros 15 minutos de este miércoles 15 de mayo; un  pírrico debate dio paso a la aprobación de una reforma ampliamente aplaudida por las fracciones de MORENA, PT, MC, PVEM, PRI, PRD y el bloque independiente, los perredistas condicionaron su voto en voz de Octavio Ocampo, quien aseguró que su partido estará vigilando que se cumplan los compromisos pactados con los maestros y la niñez de Michoacán y el país.

Señaló que el decreto de la nueva reforma educativa muestra algunas irregularidades, no obstante los perredistas la aprobaron en lo general, pero estarán a la espera de aspectos que estarán observando, como la implementación de un verdadero Sistema Nacional de Mejora Continua para el sector educativo, así como lo referente a la gratuidad en la educación a nivel profesional y, sobre todo, que el presidente López Obrador dé a conocer públicamente el impacto económico que la referida reforma tendrá para México.

El diputado Oscar Escobar Ledesma inició el debate manifestando su oposición y la de su fracción partidista (PAN) a la aprobación de una nueva ley en materia educativa, acusó que “en la supuesta reforma educativa sigue existiendo la venta discrecional de plazas”, ya que no se modificó el artículo 16 transitorio, así, “los amos de siempre van a seguir vendiendo las plazas a sus compadres y amigos”, además de que no se señala a donde irá el dinero asignado a educación, por lo que señaló que “sin lugar a dudas ese dinero irá a dar a las mismas manos de siempre”, por lo cual definió que la minuta carece de claridad y transparencia.

Escobar precisó que la reforma por aprobar acaba con la autonomía de las universidades públicas, aunque recordó, el presidente Obrador argumentó que “fue un error” y se disculpó, también deploró que el Ejecutivo federal haya omitido mencionar el impacto presupuestal al presentar la reforma, “otro error”, al igual que el no haber respetado los tiempos establecidos para la iniciativa y su aprobación, lo que ocasionó que no fuera suficientemente discutida. “Estamos regresando a los viejos tiempos del PRI poderoso, solo que ahora se llama MORENA el que hace trampa en lo oscurito”, lamentó.

En su oportunidad desde la tribuna legislativa, la petista Brenda Fraga indicó que la reforma abrogada nunca atendió a maestros y organizaciones del sector, por ello, uno de los grandes retos para transformar al país es la educación, que incuba valores y aspiraciones de la sociedad.

La también coordinadora de la bancada del PT, refirió que la reforma educativa aprobada durante el sexenio pasado apostó por culpar del rezago educativo nacional a los maestros, no atendió recomendaciones de maestros especialistas en la materia, así como de organizaciones civiles, además promovió la criminalización de las protestas magisteriales, apostando también por la desaparición de las escuelas normales, con un modelo educativo tardío con esquemas de evaluación.

El panista Arturo Hernández se dijo triste por la aprobación de una reforma que se aprueba para “cumplir caprichos” en la víspera del Día del Maestro, enseguida pidió disculpas a los maestros y niñez michoacana “por no ofrecer una auténtica reforma de ley educativa”, agregó que la nueva reforma no tiene nada y lamentó que se hayan suprimido temas como la capacitación y la evaluación, que en su opinión “no están mal”.

Finalmente lamentó que se vote a favor para quedar bien con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a nosotros, dijo, “nos eligieron los ciudadanos, no un presidente”.

Eduardo Orihuela Estefan (PRI) razonó el voto a favor de la reforma, porque esta mantiene los principios rectores del sector y  reconoce a los docentes como agentes de transformación dentro del proceso educativo.


Compartir

Comentario