Más de 10 mil personas presenciaron el viacrucis en Indaparapeo

Desde 1953, este municipio vive sin interrupción la puesta en escena de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

De acuerdo a los evangelios de las sagradas escrituras, eran cerca de las 3 de la tarde cuando Cristo murió en la cruz; fiel a la tradición, a esa hora estaba por llegar a su fin la representación de la Pasión de Cristo en Indaparapeo, una de las puestas en escena con  mayor reconocimiento y tradición de Semana Santa en Michoacán, atractivo principal en el calendario de actividades que culminan este domingo con la representación de la resurrección de Jesús, y renuevan la fe de los indaparapenses.

En esta sexagésima sexta conmemoración del viacrucis participaron más de 80 actores y actrices locales, inició en la plaza principal de Indaparapeo con la presentación del juicio de Jesús ante Pilato y Herodes, y la entrega del redentor al sanedrín judío por parte del gobernador romano en Judea, por lo cual, relata el nuevo testamento, Pilato se lavó las manos.

El penoso recorrido por calles de Indaparapeo hasta el Gólgota, monte donde el hijo del carpintero José entregó paradójicamente su vida en una cruz de madera, penoso porque fue obligado a cargar el instrumento de ejecución mientras recibía en su espalda centenares de latigazos de los soldados romanos que burlones y lanzando escupitajos le decían: “si eres el hijo de Dios haz un milagro y libérate de este sufrimiento”, y al final colocaron en lo alto de la cruz un letrero con la leyenda “Jesús Nazareno, Rey de los Judíos”.

En el trayecto al Monte Gólgota o “Monte de la Calavera” en castellano, el nazareno sufrió las tradicionales tres caídas, tuvo el consuelo de María su madre y la solidaridad de Simón al ayudarlo a cargar la pesada cruz; los dogmas  católicos señalan 15 estaciones, que empiezan con la condena a muerte por parte del Sanedrín judío, en la segunda estación Jesús carga la cruz, la tercera es referente a la primera caída de Jesús, la cuarta estación se da cuando María encuentra a su madre María; la quinta estación tiene lugar cuando es ayudado por Simón, la sexta es donde Verónica limpia el rostro del redentor.

Es  en la séptima estación donde Jesús sufre la segunda caída, en la octava encuentra a las mujeres de Jerusalén, en la 9 sufre su tercera caída, la décima estación nos habla del despojo de vestiduras para ser colocado en la cruz, la estación 11 refiere el momento en que Jesús es clavado en la cruz, en la doceava Jesús muere en la cruz, en la estación 13 es bajado de la cruz a los brazos de su madre.

En la decimocuarta estación, es sepultado y en la última, estación 15, Jesús resucita de entre los muertos. La puesta en escena del viacrucis en Indaparapeo nos presenta la Pasión de Cristo hasta el momento en que es bajado de la cruz y depositado en los brazos de María. El domingo por la mañana en la explanada del Jardín principal, se llevará a cabo la representación de la resurrección de Jesús.

Según cálculos preliminares, más de diez mil personas presenciaron la representación de la Pasión y Muerte de Jesús, que culminó en el sitio conocido como La Cajita, con la crucifixión del nazareno, hecho que marcó un antes y un después en la historia de la humanidad.       

Justo es destacar la labor realizada por la directora general del Grupo Nuevo Amanecer, Lila Guerrero López y el escenógrafo y responsable de la música y sonido, José Salas Reyes, quienes coordinan a los más de 80 actores en escena, encabezados por Hugo Rodríguez Almanza en el papel de Jesús, Angélica Guerrero López  es “María”, Jaime Bucio Fuerte encarna a Herodes y Edwin  Campos Paniagua interpreta a Poncio Pilato, todos cuentan con el decidido e incondicional apoyo del párroco local, Raymundo Hernández García.


Compartir

Comentario