Arreglo de caminos, campo y adultos mayores, las prioridades en Chucándiro

En Chucándiro, la presidenta municipal Soyla Guillén, espera la ministración de recursos del presente ejercicio fiscal para atender las necesidades del municipio, de las que enumeró las principales: arreglo de caminos, los adultos mayores y el campo, además, anunció que en próximos días entregará calentadores solares en apoyo a la gente más necesitada del municipio, los beneficiarios solamente pagarán la instalación de los caloríferos.

En un balance de los primeros primeros 100 días de su gobierno, la alcaldesa aseguró que con su equipo de funcionarios se ha dedicado a ver los asuntos que dejó pendientes la anterior administración y que al parecer son muchos, de los que aseguró “vamos a ver cuáles podemos sacar adelante”.

Detalló que “más que nada nos hemos dedicado a atender a los adultos mayores a través del DIF municipal, a darles sus alimentos, sus medicamentos y realizar traslados en ambulancia, no hemos tenido muchos recursos pero aun así hemos tratado de darles atención, incluso no se pide aportación a familias que no tienen recursos para combustible de las unidades”.

En este año, el ayuntamiento tratará de ejecutar la mayor cantidad de obras posible, aunque declinó mencionar una “porque hay muchas necesidades”, en esta terea hemos recibido apoyo del diputado local, Humberto González, de hecho, en unos días más se realizará la entrega de 300 calentadores solares, para ayudar a la gente en su economía, ahora que el gas está tan caro y no toda la gente tiene para surtir el gas.

El calentador va completamente gratis para los beneficiarios, se les cobra la instalación, pero “tenemos que instalarlos para asegurar que la gente los use y se beneficie, porque luego los venden o los guardan, mientras hay familias que los necesitan y no les ha tocado recibir un calentador”, estableció la edil.

En la agricultura, que es de lo que vive la gente en esta región, la alcaldesa buscará este año la forma de   gestionar recursos para ayudar a los campesinos, el año pasado hubo pérdidas en las cosechas y este sector es un pilar fundamental en esta parte de Michoacán, junto con las remesas de dólares que envían los chucandirenses de los estados Unidos.

Las carreteras están acabadas y es urgente repararlas, no están para transitarse y se han registrado muchos accidentes, pero ahora que van a empezar a bajar los recursos empezaremos a trabajar en esta y otras necesidades haciendo gestión ante el gobernador. “Es lo que le pediría a Silvano Aureoles”, señaló al final.