Francisco I. Madero celebra la Revolución Mexicana y 83 años como Ejido

Al recordar el levantamiento armado, el edil de Charo, Ramón Hernández Yépez, reiteró su compromiso de trabajar por el desarrollo de los sectores campesino y ganadero del municipio.


En el marco  conmemorativo del 83 aniversario del Ejido y a 108 años del inicio de la Revolución Mexicana, el presidente municipal de Charo, Ramón Hernández Yépez reiteró su compromiso de trabajar por el desarrollo de los sectores campesino y ganadero del municipio, recordó el levantamiento armado que en noviembre de 1910 inició don Francisco I. Madero al manifestar su oposición a la dictadura de Porfirio Díaz, pues durante el régimen porfirista de más de 3 décadas, hubo gran crecimiento económico en el país, pero la mayoría de los mexicanos vivían en la pobreza, esa situación llevó a Madero, Villa y Zapata a iniciar la revuelta armada en demanda de Tierra y Libertad, proclama de gran significado para esta localidad que ostenta el nombre del idealista y ex presidente mexicano.

Recordó que el 20 de noviembre de 1935 se hizo entrega del Ejido Zurumbeneo a 95 ejidatarios de El Pantano, marcando el nacimiento de ese núcleo agrario, que fue entregado por el General Lázaro Cárdenas, tras lo cual hoy, concluido el reparto agrario, cuenta con 92 ejidatarios y una parcela escolar.

Por ello, Francisco I. Madero, popularmente conocido como El Pantano, celebró su máxima fiesta cívica con un acto y un colorido desfile, para recordar los dos acontecimientos que marcaron su historia, que empezó a escribirse con la fundación de esta localidad que recibió del Congreso del Estado el nombre de “Francisco I. Madero”.

En el acto protocolario participó José Guadalupe Guillén Rojas, político nativo de esta localidad, quien detalló que El Pantano empezó a tomar forma como localidad en 1944, cuando se estableció aquí gente buena y derecha, por lo cual consideró “no es coincidencia, sino resultado de años de sacrificio que han marcado historias de éxito en esta localidad de gente trabajadora”.

No obstante, Guillén Rojas reconoció que falta mucho por hacer, “pero Francisco I. Madero va por la ruta correcta”, tras lo anterior, exhortó a sus paisanos a caminar juntos “para hacer de esta comunidad un mejor lugar, del que, puntualizó: “siempre vamos a estar orgullosos”.

La conmemoración contó con la presencia del Comisariado Ejidal Gildardo Guillén Hernández, Eloy Bucio Garnica, secretario del Comisariado en el Ejido Francisco I. Madero; Pedro Loya Álvarez, jefe del Centro de Atención para el Desarrollo Rural (CADER) 03, de Álvaro Obregón; Lázaro Hernández Guillén, secretario del Ayuntamiento; Rigoberto Pérez Olvera, encargado del orden de Francisco I. Madero; José Miguel Ortiz Tinoco, director de Seguridad Pública; Raúl Cortés Cortés, presidente del sistema producto Maguey y Mezcal en Michoacán, así como autoridades de las zonas escolares 036 y 050 de Charo y de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), entre otros.

Participaron en el desfile cívico contingentes de planteles escolares de preescolar, primaria, secundaria y nivel medio superior de Zurumbeneo, Peña Cargada, Las Canoas, Pontezuelas, Los Fresnos, Rosas de Guadalupe, Irapeo, El Pedregal y, desde luego, Francisco I. Madero, la parada cívico escolar recorrió las calles principales de El Pantano, En el marco festivo se realizaron actividades culturales y deportivas, además de la verbena y un baile popular que marcó el cerrojo de las festividades en torno a los 83 años del Ejido Zurumbeneo y 108 de la sublevación de los mexicanos contra la tiranía de Porfirio Díaz.

Especial participación tuvo un grupo de jóvenes del Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED) que participó con la presentación de danza clásica moderna y cuadros en los que participaron “adelitas” e “insurgentes”, quienes se encargaron de viajar con los presentes a los tiempos de la “bola”, como se conocía a las huestes de la insurrección lideradas por los jefes revolucionarios, Emiliano Zapata y Pancho Villa.

 


Compartir

Comentario