Basura asfixia a Huandacareo


Una ligera columna de humo se miraba a lo lejos, en la parte alta del lago de Cuitzeo, en el predio conocido como El Conejo; un tiradero a cielo abierto donde diariamente se depositan 2 toneladas de basura que produce el municipio de Huandacareo.

Han transcurrido tres administraciones desde que se inició el proyecto para instalar un Centro Intermunicipal para el Tratamiento Integral de los Residuos Sólidos (CITIRS), sin embargo, actualmente la instalación está completamente abandonada y corresponde al Ayuntamiento en funciones dar seguimiento para su puesta en marcha.

El tema es prioritario, pues El Conejo está a tope y pronto ya no habrá espacio donde depositar la basura que generan los huandacarenses.

Huandacareo no es el único municipio en la región con problemas para el confinamiento de sus desechos, pero a diferencia de sus vecinos tiene el terreno y prácticamente lista la instalación para solucionar el problema de la basura, además de que la pasada administración se encargó de gestionar su equipamiento.

En El Conejo hay al menos 10 pepenadores, personas que trabajan clasificando y separando la basura para posteriormente vender las partes reciclables, sin embargo, su actividad no está regulada y laboran en condiciones poco favorables poniendo en riesgo su salud y la de sus familias.

En el CITIRS las instalaciones están en completo abandono, lo mismo que la caseta de seguridad pública colindante a la carretera. Ahí, yace una extensa galera y una fosa, donde está proyectada que puedan instalarse las bandas seleccionadoras.

La espesa hierva alcanza casi un metro de altura y ya ha invadido la fosa donde se ubica la celda de lixiviados orgánicos.

El oficial Mayor de Huandacareo, Rogelio García, reconoció la falta de espacio para depositar la basura, por lo que “vamos a retomar el proyecto del CITIRS”, en tanto que la maquinaria entra a El Conejo para seguir compactando los desechos, en tanto se busca otro remedio.

Cabe recordar que el proyecto del CITIRS inició durante la gestión de José Refugio Manríquez Díaz (2008-2011), actual tesorero municipal, sin embargo, en la administración de Juan Díaz poco se avanzó y para colmo se depositó indebidamente basura en la fosa.

El ex presidente municipal y actual diputado local, Humberto González Villagómez, comprometió al final de su periodo con la Secretaría de Medio Ambiente y Cambio Climatológico el recurso necesario para el equipamiento, pero para su instalación es necesario que el Ayuntamiento instale la energía eléctrica en el lugar.

Además, hay que rehabilitar la parte baja de la celda de lixiviados, pues en las condiciones actuales no es posible su funcionamiento.

Ofrece Lucila Martínez buscar solución al problema de la basura

En relación a la problemática que enfrenta su tierra natal Huandacareo, donde se alerta la posibilidad de pronto no tener donde depositar y tratar la basura que en volumen de dos toneladas produce el municipio, la diputada local Lucila Martínez Manríquez dijo estar muy comprometida con toda la sociedad michoacana y “por supuesto” con su pueblo, adelantó que hará lo posible para gestionar recursos en el Congreso de la Unión y desde su trinchera, el Congreso del Estado, para atender esa problemática en el municipio, donde existe un Centro Intermunicipal para el Tratamiento Integral de Residuos Sólidos (CITIRS) que está “a medias”.

La legisladora local por el Partido Verde comentó que desde su ámbito coadyuvará con la autoridad local en buscar solución al problema, y con las instancias pertinentes que tengan la visión de ir adecuando las instalaciones del CITIRS, “tenemos que colaborar en todas las acciones que tengan una repercusión social positiva”.

Comentó que la basura y el tiradero municipal de Huandacareo fueron tema de conversación con la alcaldesa Celedonia Guzmán Herrera durante la toma de posesión de la edil, en ese marco, Martínez Manríquez asumió el compromiso de colaborar para buscar de manera conjunta una solución y evitar que la delicada situación crezca con el inminente cierre del tiradero en el paraje conocido como El Conejo, que está virtualmente a su máxima capacidad.

Sin embargo, puntualizó, el problema de la basura no es exclusivo de Huandacareo, pues lo padecen en mayor o menor complejidad Cuitzeo, Tarímbaro y Santa Ana Maya, por señalar ejemplos, y de solucionarse en alguno de estos municipios, repercutirá en beneficio de los otros.

Lucila Martínez informó que integra las comisiones legislativas de Medio Ambiente y de Gestión Social, además de presidir la de Equidad de Género, desde la cual buscará impulsar con sus compañeras mejores condiciones de convivencia e igualdad en beneficio del sector femenil, en todos los ámbitos de la sociedad michoacana.

En el tema del Medio Ambiente, además del problema de los tiraderos de basura, informó que con el coordinador de la fracción del Partido Verde, Ernesto Núñez Aguilar, prepara una iniciativa de ley que prohíba el uso de plásticos y popotes, ya que ocasionan muchos daños ambientales.

Por lo anterior, denostó que en el Poder Legislativo se consuma agua envasada en botellas PET y se impriman gacetas impresas para todos los legisladores, cuando se puede hacer por medios electrónicos.

 


Compartir

Comentario