Profeta en su tierra, Narciso Arroyo exhibe su obra en Huandacareo

La  muestra consta de 19 óleos sobre tela y se montó con la intención de que sus paisanos conozcan un poco más lo que es la pintura.


El pasado martes 9 de octubre por la noche, el patio central del Palacio Municipal de Huandacareo fue sede de una velada de arte en la que la alcaldesa Celedonia Guzmán Herrera inauguró una exposición pictórica de Narciso Arroyo García,  artista oriundo de la comunidad La Estancia en la demarcación huandacarense; la muestra que “por puro gusto” montó el pintor gracias a una gestión conjunta entre él y un amigo pianista que amenizó la noche, permanecerá en la sede del Ayuntamiento hasta este viernes 12, por lo que Arroyo invita a sus paisanos para que se den una vuelta por la alcaldía y admiren sus obras.

La  muestra del pintor, que sí es profeta en su tierra, consta de 19 óleos sobre tela y se montó con la intención de que los huandacarenses conozcan un poco más de lo que es la pintura, un arte que tiene mucho que dar en esta cabecera y municipio, típicos de provincia, donde “la gente de pronto ve un calendario y exclama ¡Qué bonita pintura!, por eso tenemos que enseñarles la diferencia entre una pintura y algo que no lo es”, ejemplificó.

Cuestionado, señaló que la técnica que utiliza en sus obras es siempre óleo sobre tela, aunque aprendió a usar acrílicos y acuarelas, y no obstante que su formación lírica, lleva 16 años enseñando pintura en la Casa de la Cultura de Huandacareo, “este año vamos empezando y este es el primer evento que montamos”, apuntó.

Una residencia de varios años en la Ciudad de México le permitió hace más de una década exponer sus obras en la delegación  -hoy alcaldía- de Xochimilco, en la capital mexicana, ahora siente orgullo de mostrar a sus paisanos su trabajo pictórico basado en un estilo que lo caracteriza y define como “muy realista”.

Sus piezas se enfocan a los paisajes, con la experiencia que le han dado los años, Narciso Arroyo trabaja de todo y no se pone límites al crear además retratos y murales, incursionando también en el arte sacro; de hecho, menciona que no hace mucho restauró tres retablos que lucen en el altar del templo del Señor del Amparo, de Huandacareo.

Comenta que cada obra es diferente de otra en el tiempo y precisión para su realización, dibujar un rostro requiere mayor precisión en rasgos que un paisaje, el tamaño de la pieza tiene que ver en el precio, aunque reiteró, en esta ocasión los está ofreciendo a precios que considera “populares”, por lo que a través de este medio invita a los huandacarenses y michoacanos en general a apreciar las piezas en exposición y, si se interesan en una pintura, la pueden llevar a casa a precio módico.


Compartir

Comentario