Brota conflicto laboral en el Ayuntamiento de Álvaro Obregón


Un grupo de 16 trabajadores de la pasada administración municipal acusan despido injustificado por parte del ayuntamiento de Álvaro Obregón y exigen la reinstalación en sus puestos de trabajo o, en dado caso, una liquidación apegada a lo que marca la ley, misma que señala el pago de tres meses y no las tres quincenas que, aseguran, les ofrece el  gobierno que preside Adán Sánchez López.

A través de un comunicado, el Departamento Jurídico del Ayuntamiento de Álvaro Obregón señala que la liquidación a los trabajadores es segura, por lo que pide confianza “y un poco de tiempo para tal acción”.

En el documento se informa que en una semana han sido atendidos 51 convenios, suscritos para acuerdos mutuos de voluntades, previendo siempre que estos no afecten  el patrimonio ni presupuesto municipal. También menciona que  la negociación “se está llevando a cabo en un marco de cordialidad, amabilidad, respeto, y sobre todo, de forma ordenada, con eficiencia y eficacia”.

No obstante, los inconformes arribaron la mañana de este jueves 13 de septiembre a las instalaciones del ayuntamiento alvarense portando pancartas en protesta por el despido masivo y con la intención de tomar Palacio Municipal, dónde, tras dialogar infructuosamente con Raymundo Sánchez Rodríguez, secretario del Ayuntamiento y el encargado de los asuntos jurídicos del mismo, los demandantes se retiraron a afinar estrategias, pero anunciaron que este viernes cerrarán el inmueble para exigir solución.

En entrevista con la abogada que lleva la defensa de los demandantes, María Verónica Gutiérrez Villaseñor, mencionó que se trata de trabajadores de categorías menores: como intendentes, recolectores de basura, tabiqueros, operadores, secretarias y auxiliares administrativos. “No estamos pidiendo la secretaría general del Ayuntamiento para ninguno de ellos”, ironizó la representante de los inconformes.

Apuntó que durante la reunión con los “conciliadores”, estos le plantearon que se procederá a la liquidación de sus representados, el asunto es que ésta no es apegada a derecho, pues no ofrecen los 3 meses establecidos como pago mínimo de los salarios que venían percibiendo en el aparato municipal, “ante esa situación me levanté de la mesa de negociación y les dije que nos retirábamos”, para rearmar una estrategia que empezará este día con la toma del ayuntamiento.

La exigencia estriba en la recontratación de los 16 trabajadores que fueron despedidos por la nueva administración municipal, que representan el 11 por ciento de 133 que integran la plantilla laboral alvarense, “de tal manera que yo no lo veo gravoso ni desproporcionado”, manifestó la litigante, quien detalló que de los 16 ex trabajadores, 5 son secretarias –una de ellas embarazada-  que devengaban un salario mensual promedio de 7 mil pesos, mientras que los 11 restantes percibían sueldos menores.

Además, la representante legal de los ex empleados municipales desestimó el argumento de la parte oficial en el sentido de que se tienen compromisos políticos que el Presidente Municipal debe cumplir, ante lo cual propone que el Ayuntamiento recontrate por dos o tres meses a los trabajadores, y si estos no dan resultados, simplemente no se les renueva el contrato.

También llamó a los 16 hombres y mujeres a permanecer unidos, pues al estar dispersos se puede fracturar el movimiento, debido a que el gobierno alvarense buscaría negociar con cada uno en lo particular, y ello no es conveniente para los inconformes, pues les ofrecerían hasta el 50 por ciento, o menos, de lo que legalmente les corresponde.

Reiteró finalmente que se tomó la decisión de continuar esta lucha hasta tener una resolución justa y apegada a derecho por parte de la autoridad municipal.

La postura de las nuevas autoridades puntualiza que la Ley del Trabajo faculta al patrón y trabajador convenir para terminar la sociedad laboral que los une, lo que, aseguran “se está realizando con base a los términos de la Ley burocrática”.

En el comunicado emitido por el Ayuntamiento manifiestan que se seguirá trabajando a marchas forzadas para que no queden cabos sueltos sobre este tema con miras al cierre de año, “es con dialogo, responsabilidad, trabajo, coordinación y cooperación mutua como se solventará la agenda pendiente de los próximos meses”.

 


Compartir

Comentario